Vamos para la Universidad deja huella en Santa Bárbara

Cursos Ingenia

La institución educativa rural El Guayabo, del municipio de Santa Bárbara, se convierte en ejemplo a nivel departamental debido a que 10 de sus estudiantes fueron admitidos a la Universidad de Antioquia y la Universidad Nacional, luego de participar en el programa Vamos para la Universidad de la Facultad de Ingeniería.

El rector, los docentes y los padres de familia de la Institución Educativa El Guayabo, del municipio de Santa Bárbara, en el Suroeste antioqueño han sido fieles amigos del programa Vamos para la Universidad, que ofrece la Facultad de Ingeniería. Lo acogieron, han creído en sus beneficios y ahora ven los resultados.

Desde que llegó el programa a la institución educativa lo han apoyado, y en este momento son testigos de la alegría que sienten los 10 estudiantes que pasaron a la universidad y sus familias, porque ven en esta experiencia una evolución académica positiva, facilitada por los cursos que se comparten desde la Universidad de Antioquia.

“Logramos un resultado inesperado. Somos una institución rural que trabaja con muchas falencias: la principal es la falta de internet, y esto hace que sea mayor el esfuerzo y el logro de estos chicos. Fueron admitidos 10 estudiantes (dos de ellos aprobaron el examen en la Universidad de Antioquia y en la Universidad Nacional) de 23 que se presentaron a las universidades públicas, lo que representa el 43% de ellos. Agradezco sinceramente al programa Vamos para la Universidad, a mis docentes y a todos los estudiantes que empiezan un proyecto de vida muy significativo para ellos y sus familias”, expresa con satisfacción Iván Darío Tabares Muñoz, rector de la Institución Educativa El Guayabo.

Los estudiantes admitidos cuentan que además del orgullo y la felicidad que sienten por “pasar” a las dos universidades públicas más calificadas del país, también está la posibilidad de generar un cambio de mentalidad en los chicos de los grados inferiores y en los padres; incluso, hasta la madre de uno de los chicos admitidos quiere presentarse al pregrado de Derecho en la Universidad de Antioquia.

Para Ana María Hernández, admitida al programa de Ciencias Políticas de la Universidad Nacional, fue una sorpresa. Al respecto, dice: “Muchos creíamos que ingresar a la universidad no era una oportunidad para nosotros; veíamos muy lejano el ingreso a la educación superior, y gracias a este programa hemos fortalecido nuestros conocimientos e incluso la actitud, ya que el programa nos muestra cómo es el “movimiento” en la universidad. Mi familia está muy feliz y esperan que termine satisfactoriamente mi carrera”.

Johana Palacio Castaño, admitida al programa de Matemáticas de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Antioquia, dice que están haciendo historia: “Esto nunca había pasado en la institución. Pasamos muchos estudiantes a las universidades públicas y por eso estamos de fiesta profesores, estudiantes y nuestras familias. ¡Todos en la institución estamos felices!”.

Ana María Álvarez Baena, quien fue admitida al pregrado de Sociología en la Universidad de Antioquia, dice: “con buena conectividad en la institución serían mejores los resultados; no tenemos interacción permanente con los docentes de la Universidad por falta de ella. Creo que con una buena conexión y con la posibilidad de compartir en vivo con los profesores de la U, avanzaríamos más rápido”.

Laura Patricia Román Betancur, quien pasó a Ingeniería de Materiales en la Universidad de Antioquia, siente que tiene una responsabilidad doble por ser ejemplo en su hogar compuesto de mujeres. “Vivo con mi mamá y una hermana. Ella es un año menor y al ver que fui admitida en la Universidad la animó mucho. Decía que iba a hacer una técnica o una tecnología, pero al ver que yo pasé, ahora dice que quiere estudiar una carrera. Ella creía que no iba a ser capaz, pero ahora ve diferente las cosas; está muy contenta y animada, y mi mamá está súper feliz”.

Por su parte, el coordinador y gestor del programa Vamos para la Universidad, profesor Guillermo Ospina Gómez, manifestó: “los avances logrados en la institución El Guayabo son bastante satisfactorios. El impacto generado por el programa es particular, teniendo en cuenta que es una institución rural sin conectividad; lo cual sobrepasa las expectativas que hemos establecido. Es una muestra de lo que logramos trabajando y apoyando colegios rurales cuando los rectores, docentes y estudiantes están convencidos y comprometidos con el proyecto”; y advierte que “los resultados obtenidos en estas zonas rurales son igual o más exitosos que los reportados en las zonas urbanas. Lo más importante es que estos logros son herramientas que tenemos para sustentar, ante los alcaldes y la administración de los gobiernos nacional y departamental, la importancia que tiene mirar la educación rural como eje del desarrollo social y que permite aclimatar la paz y generar tejido social”.

Ingeni@, organismo de la Facultad de Ingeniería de la UdeA encargado del proyecto, resalta y felicita a la comunidad académica de la Institución Educativa El Guayabo por un logro gigantesco y muy representativo para el municipio de Santa Bárbara, puesto que cambia la mentalidad de los chicos que veían lejano el ingreso a la educación superior.