Noticias

Preuniversitario AVA de la U. de A. llega a San Andrés Islas

Última actualización:

El Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, ubicado en el Mar Caribe, es uno de los departamentos más alejados del centro del país. Hasta esta hermosa isla llegó el Preuniversitario AVA de la Universidad de Antioquia, y allí vive Britney Dilia Huffington, la primera estudiante del programa residente en la isla.

Para Britney la distancia ya no es un obstáculo para prepararse para el examen de admisión de la UdeA. Desde su casa recibe las clases a través de las plataformas de Ingeni@ y tiene la posibilidad de conversar con los profesores, resolver sus inquietudes y así experimentar una clase cercana con el docente, dejando de lado la barrera de la distancia.

Esta joven nació en San Andrés y vive en el sector de San Luis. Se graduó como bachiller en el 2018 y presentó el examen de admisión a la UdeA. pero el resultado no le alcanzó para ser admitida. Sin embargo, el sueño de estudiar en la UdeA no terminó ahí, por lo que decidió investigar sobre las opciones que ofrece nuestra Alma Mater para prepararse nuevamente, y así conoció el Preuniversitario AVA.

“Me parece genial tener la oportunidad de prepararme con la misma Universidad de Antioquia. Siempre me ha gustado la U. de A. y quiero estudiar Nutrición y Dietética. Tengo tres primos que estudian en la institución y me cuentan que es muy buena; igual desde hace unos años la escogí para estudiar. Me encanta trabajar con la comunidad, sobre todo con niños: he tenido la oportunidad de realizar labores con los niños de la iglesia y el colegio, y me gustaría aplicar los conocimientos de mi carrera, por ejemplo, enseñándoles cómo alimentarse bien. Es un proyecto social muy bonito, se necesita en mi región y quiero ejercer mi carrera de esta forma”, nos cuenta Britney.

Desde San Andrés, bajo el sol del trópico y en medio de la cultura isleña, Britney continúa su preparación para el examen de admisión 2019-2, dejando un mensaje a los jóvenes de las regiones más alejadas del país: no existen límites para soñar y trabajar por ser estudiante de la Alma Mater: solo es cuestión de voluntad, ganas y disciplina.